Estándar

Acerca del Seminario Derribando Muros en la Carrera de Sociología de la FCS-UBA

Ahora sí está claro por qué el Seminario no continúa (y también porqué no debió haberse aprobado nunca)

 

El martes 04 de septiembre se llevó a cabo una reunión (en realidad la Dirección de la Carrera lo llamó “citación”) entre la gestión de la carrera (Motto, Guemureman, y al final se sumó Daroqui) y quien firmó el Seminario, Eduardo Glavich, citado por la Dirección. La reunión transcurrió en casi su totalidad al servicio de la descarga que la gestión tenía necesidad de hacer respecto de lo que considera una “política agresiva y no dialoguista” del Colectivo Impulsor (CI) del Seminario, y de la no presencia (testaferro, fantasma) del profesor firmante como titular. Parte del CI estaba afuera, pero no fue invitado a participar de la reunión-citación, afirmando la dinámica de no reconocernos como interlocutores: es lo que no se hace (1).

Luego de la prolongada y desmedida descarga, por fin pudo quedar explícito que la gestión de la Carrera tiene un límite pedagógico-académico para las prácticas alternativas: el Seminario Derribando Muros es ese límite. No criticamos aquí su postura político-académica ni su marco regulatorio para tal límite, sólo la describimos en cuanto a su alcance: es lo que es.

Finalmente, nos preocupa que se “argumente” recurrentemente  que el Seminario (su CI y su firmante) no fueron totalmente explícitos acerca del carácter colectivo de esta experiencia, incluso afirmando que les hemos mentido (2), tratando de exculparse porque esa experiencia y ese carácter pusieron de manifiesto su insalvable límite superior: las inamovibles formas pedagógico-didácticas y político-académicas de la Carrera y de la Facultad. Para despejar ese argumento, no vamos a entrar en largas consideraciones impropias de universitarios/as que saben leer y razonar, sólo invitamos a todos/as a leer el Programa (www.seminarioderribandomuros.wordpress.com) que antes fuera aprobado incorrectamente a partir de una lectura desatenta y ahora desaprobado correctamente desde el límite político-académico de la gestión de la carrera de Sociología: es lo que hay.

Desaprobación que expresa, entonces, cierta inercia conservadora que atraviesa la dirección de la Carrera: lo que podría ser una usina de ideas transformadoras y prácticas disruptivas del vegetativo ritmo académico, se ha convertido en un letargo de corta agonía, si no se propone dar lugar a explícitas experiencias críticas y abiertas a la participación democrática y plural sin distinción de claustros.

Es lo que hay, pero también estamos siendo otras.

 

Este miércoles! 19/9 a las 17hs en MT, reunión de Junta de Carrera de Sociología

 

(1) Recordemos que el Seminario Colectivo Derribando Muros es una experiencia de producción colectiva de conocimiento en la que se trabajó sobre la relación entre metodología e investigación y las concepciones epistemológicas-políticas que hay detrás de todo modo de investigar.  Tiene ya 2 años y se ha dictado en dos oportunidades como parte de la currícula de Sociología, sostenido de manera horizontal por un conjunto de compañeros/as graduados/as, estudiantes e investigadores/as que, bajo el formato de Colectivo Impulsor, reemplaza la forma cátedra para la organización y el desarrollo del Seminario. Una vivencia de trabajo en el aula que intenta poner  en acto relaciones pedagógicas opuestas a  las formas “bancarias” y jerárquicas instituidas. Derribando Muros fue aprobado por la Junta de Carrera en 2011 para ser dictado en 2012 y 2013 bajo la resolución de rotatividad de los seminarios.

(2) Contradictoriamente, deslizaron que la situación habría sido diferente, si el profesor firmante se hubiese reunido personalmente con la directora de la carrera negando nuevamente el carácter colectivo del Seminario. Es decir, juntarse a charlar bilateralmente sobre lo que el Programa deja claro por y en sí mismo…

 

Colectivo Impulsor Derribando Muros

Paula Formento, Sofia Astelarra, Carolina Nicora, Cecilia Aramendy, Patricio Mc Cabe, Juan Manuel Solver y Eduardo Glavich en el Nodo (Colectivo de co-organización militante)

El Viejo Topo-Cauce

Otra vez dieron de Baja el Seminario Colectivo Derribando Muros

Estándar

Podríamos ser defensores de las reglamentaciones y de su “aplicación no diferencial” o “justa”, pero nos convoca su problematización. Y creemos que cuando la política se reduce a la gestión del status quo, sin debate ni pensamiento se vuelve pura obediencia que “cambia para que nada cambie” más allá de los discursos copados que se hagan circular. Por eso desde el Seminario Colectivo Derribando Muros interpelamos a la Junta de la Carrera de Sociología a rever no sólo lo que creemos una “aplicación diferencial”  de la reglamentación sino el rechazo a una experiencia de producción colectiva y horizontal  que potencia e instituye la universidad que muchos de los que integramos esta facultad queremos.

 

Papeles van, papeles vienen.

La política del desgaste.

 

El seminario Derribando Muros es una experiencia de producción colectiva de conocimiento en las aulas, que surge luego de varios años de trabajo bajo la forma de taller. Esta experiencia problematiza la relación entre metodología e investigación y las concepciones epistemológicas-políticas que hay detrás de todo modo de investigar.  A la par, se ponen en acto otras relaciones pedagógicas contrarias a  la forma bancaria y jerárquica hegemónica. Tiene ya 2 años y se ha dictado en dos oportunidades como parte de la currícula de sociología.

 

Este seminario es una materia colectiva que es sostenida de manera horizontal por un conjunto de compañeros graduados, estudiantes e investigadores que bajo el formato de Colectivo Impulsor, reemplaza la forma cátedra para la organización de la materia.

 

El seminario fue aprobado en 2011 para ser dictado en 2012 y 2013 bajo la resolución de rotatividad de los seminarios. Pero sorpresivamente nos enteramos que fue dado de baja por la dirección de carrera por no haber presentado el programa para la renovación automática del seminario.

 

Lo paradójico es que nosotrxs, antes de finalizar la cursada, fuimos al Departamento de Profesores y a la Dirección de la Carrera por distintas consultas y por la resolución de cuestiones administrativas. Les hemos dejado personalmente nuestros correos electrónicos a la “secretaria de fierro” de Daroqui, además de contar con los e-mails y teléfonos de los que aparecemos como “JTP” y Ayudante de 1°. Nos conocen muy bien. Pero nunca nos informaron sobre las formalidades de presentar el  programa para el 2013. Algo tan sencillo como llevar un programa para el año que viene se convirtió en el argumento para dar de baja el seminario.

 

“Es una cuestión reglamentaria”, dice Daroqui, contando el infinito trabajo que se dan para ponerse en comunicación con las materias: “la gestión trabaja mucho, llamamos a los profesores o les escribimos a sus adjuntos.” Pero con Derribando no. No sólo nunca llamaron a Glavich ni a ninguno de los integrantes del Colectivo Impulsor, sino que cada vez que nos vieron por la Dirección de la Carrera se encargaron de esquivarnos, pasando por alto las mismas  justificaciones reglamentarias que se argumentaron en la junta.

 

El Trauma de sociales: la política en las aulas.

 

“Este seminario es una situación traumática”, dijo un profesor de la lista 10, perteneciente a la derecha de sociales en la carrera de sociología. Y Daroqui- Guemureman afirmaron argumentando: “La misma modalidad que fue cuestionada se repite ahora: la falta de presencia de un profesor que es un requisito. Más allá de la modalidad es una propuesta pedagógica, pero frente a clase tiene que haber un profesor.”

 

Lo traumático es entonces, que no se reproduzcan las jerarquías, que en las aulas reine el caos de la horizontalidad, que no se puedan realizar reuniones bilaterales entre profesores para resolver las cosas: lo político es sólo un juego entre jerarquías. Lo traumático de este seminario es que no respondemos a las lógicas jerárquicas, que discutimos y acordamos democráticamente. Lo traumático es la democratización real en las aulas, la presencia de lo político en las aulas como experiencia, no sólo como tema.

 

Ante toda esta situación, interpelamos a los compañeros de La Juntada que durante la última sesión de Junta respaldaron las posiciones  de la dirección de carrera y la derecha. Privilegiando un plazo administrativo -del que tenemos acceso diferencial o mejor dicho, no acceso- por sobre una experiencia surgida desde los estudiantes que intenta problematizar, entre otras cosas, las relaciones de poder en la universidad y el cómo éstas se manifiestan en nuestra formación.

 

En ese sentido nos parece repudiable la política del papelito-papelón que se reduce y sostiene en el saber-hacer burocrático administrativo y valoramos la apropiación colectiva que se realizó en la última Asamblea del Cecso para comprometerse con una iniciativa que para algunos es “traumática”.

 

Un llamado a desburocratizar una diferencia política

 

Nos parece ingenuo seguir argumentando que la baja del seminario es por la no presentación del programa, cuando sabemos que ha habido otros seminarios que también lo presentaron fuera de fecha, incluso luego de llamadas telefónicas de la carrera a los docentes de dicha cátedra. Sabemos que en la baja del seminario, subyacen las diferencias políticas antes mencionadas. Más allá de nuestro deseo, sabemos, que acordar políticamente sobre la forma de organización del conocimiento, es algo utópico. Pero creemos que las diferencias no pueden derivarse en la imposibilidad de desplegar este tipo de experiencias en la facultad. Si, como dicen los docentes, es imposible llevar adelante una materia sin un profesor que esté al frente, que se demuestre en la experiencia, y no imposibilitando la misma. De hecho, llamamos a todos aquellos que creen que esto no es posible a participar del seminario y poder evaluar entre todos las potencias y limitaciones de este tipo de  experiencias.

 

Por todo eso, es que le pedimos a la Junta de Carrera que vuelva atrás con la decisión de dar de baja al seminario e invitamos a todas las compañeras y compañeros a participar de la próxima reunión de Junta de Carrera para lograr que el seminario colectivo pueda estar nuevamente en la currícula del año 2013.

 

 Posible fecha de reunión de junta: miércoles 29 de agosto a las 17hs.

 

 

Seminario Colectivo Derribando Muros

 

Otra vez dieron de Baja el Seminario Colectivo Derribando Muros

Estándar

De cómo el progresismo de sociales de Daroqui – Guemureman guiña a la izquierda y gira a la derecha

Aplicados con las autoridades, La Mella se transforma en defensora de la burocracia y se “olvida” de la política.

Papeles van, papeles vienen, los muchachos se entretienen.   

La política del desgaste.

El seminario Derribando Muros es una experiencia de producción colectiva de conocimiento en las aulas, que surge luego de varios años de trabajo bajo la forma de taller. Esta experiencia problematiza la relación entre metodología e investigación y las concepciones epistemológicas-políticas que hay detrás de todo modo de investigar.  A la par, se ponen en acto otras relaciones pedagógicas contrarias a  la forma bancaria y jerárquica hegemónica. Tiene ya 2 años y se ha dictado en dos oportunidades como parte de la currícula de sociología.

Este seminario es una materia colectiva que es sostenida de manera horizontal por un conjunto de compañeros graduados, estudiantes e investigadores que bajo el formato de Colectivo Impulsor, reemplaza la forma cátedra para la organización de la materia.

El seminario fue aprobado en 2011 para ser dictado en 2012 y 2013 bajo la resolución de rotatividad de los seminarios. Pero sorpresivamente nos enteramos que fue dado de baja por la dirección de carrera por no haber presentado el programa para la renovación automática del seminario.
 
Lo paradójico es que nosotrxs, antes de finalizar la cursada, fuimos al Departamento de Profesores y a la Dirección de la Carrera por distintas consultas y por la resolución de cuestiones administrativas. Les hemos dejado personalmente nuestros correos electrónicos a la “secretaria de fierro” de Daroqui, además de contar con los e-mails y teléfonos de los que aparecemos como “JTP” y Ayudante de 1°. Nos conocen muy bien. Pero nunca nos informaron sobre las formalidades de presentar el  programa para el 2013. Algo tan sencillo como llevar un programa para el año que viene se convirtió en el argumento para dar de baja el seminario.

“Es una cuestión reglamentaria”, dice Daroqui, contando alegremente el infinito trabajo que se dan para ponerse en comunicación con las materias: “la gestión trabaja mucho, llamamos a los profesores o les escribimos a sus adjuntos.” Pero con Derribando no. No sólo nunca llamaron a Glavich ni a ninguno de los integrantes del Colectivo Impuslor, sino que cada vez que nos vieron se encargaron de ocultarlo. Nos hicieron la camita para dormir, pero ya sabemos: Derribando no descansa, trabajamos mucho por este proyecto y vamos a seguir hasta el fondo del asunto!
 
El Trauma de sociales: la política en las aulas.

“Este seminario es una situación traumática”, dijo un profesor de la lista 10, perteneciente a la derecha de sociales en la carrera de sociología. Y Daroqui- Guemureman afirmaron argumentando: “La misma modalidad que fue cuestionada se repite ahora: la falta de presencia de un profesor que es un requisito. Más allá de la modalidad es una propuesta pedagógica, pero frente a clase tiene que haber un profesor.”

Lo traumático es entonces para ellos, que no se reproduzcan las jerarquías, que en las aulas reine el caos de la horizontalidad, que no se puedan realizar reuniones bilaterales entre profesores para resolver las cosas: lo político es sólo un juego entre jerarquías. Lo traumático de este seminario es que no respondemos a las lógicas jerárquicas, que discutimos y acordamos democráticamente. Lo traumático es la democratización real en las aulas, la presencia de lo político en las aulas como experiencia, no sólo como tema.

Ante toda esta situación, los compañeros de La Juntada no sólo que no han presentado oposición hacia la medida, sino que han respaldado firmemente la posición de la dirección de carrera y de la derecha en la junta. Han sido los defensores primeros de la burocracia administrativa. Privilegiando un plazo administrativo -del que no fuimos informados- por sobre una experiencia surgida desde los estudiantes que intenta problematizar, entre otras cosas, las relaciones de poder en la universidad y el cómo éstas se manifiestan en nuestra formación.

Nos parece repudiable en consecuencia la actitud de estos compañeros que dicen representar los intereses de los estudiantes en la junta cuando, en realidad, con estas actitudes no hacen más que defender la legalidad “dormida” que naturaliza las desigualdades políticas en la academia.
 
Pedimos que se vuelva atrás con la decisión arbitraria de dar de baja al seminario.

Llamamos a todos los compañeros a que se sumen a esta disputa por la reincorporación de la experiencia.

Trabajo final

Estándar

Cambio en el trabajo final. Proponer un banco de investigaciones implicaba que todos aportemos con investigaciones para analizar. Como las únicas investigaciones que habían eran las del colectivo impulsor, y dentro de esas investigaciones habían dos que dialogaban epistemológicamente, es que decidimos dejar solo esas dos.

En la solapa de TRABAJO FINAL se puede bajar la consigna con las investigaciones para analizar.

 

 

Segundo ejercicio de reflexión

Estándar

Intentando transitar una mirada crítica y atenta proponemos leer el texto-investigación de Martha Roldán: “Nueva Codificación del trabajo “creativo” informático y re-estructuración socioeconómica contemporánea.Algunas implicaciones para el desarrollo en la Argentina 2000s”

A partir de esta lectura, les proponemos hacer un rastreo metodológico-epistemológico; teniendo en cuenta lo siguiente:

a. Qué relación encontras entre los siguientes elementos que hacen a la investigación: objeto de investigación, hipótesis , marco teórico, modo de abordaje (entre otros elementos posibles).

b. Podemos esgrimir alguna percepción acerca del sujeto investigador (rol del investigador).

c. ¿Qué otras preguntas epistemológicas podés extraer del texto (en relación a tu experiencia investigativa y/o en función de las inquietudes que te surgieron durante la lectura del texto)? ¿Si estuvieras inmerso en este recorrido investigativo qué propondrías, cómo abordarías la investigación?

Escribir para el martes 19 de junio una hojita que funcione a modo de hoja de ruta para sistematizar la propuesta de evaluación y, a su vez, colectivizar lecturas y miradas sobre la misma. 

TEXTO: Descargar